¿Qué es una VPN y Por que Deberiamos Contratar una?

Una red privada virtual o VPN (acrónimo de “Virtual Private Network”) es un tipo de conexión particular con la cual puedes acceder a internet. Siendo así, se puede entender a las VPNs como una tecnología especial o software que te permite tener un acceso a internet mucho más seguro y personal, siendo la principal función de esté la de proteger tus datos e información personal cuando accedas al internet.

Tomando en cuenta que hoy en día son muchas personas las que hacen uso de las Mejor VPN, resulta pertinente profundizar mucho más en el tema, dejando claro de una vez por todas no solo qué es una VPN, sino también cómo esta llega a funcionar y qué tanto puede hacer por ti.

que es una vpn

Que es y Cómo funciona una VPN?

Para entender correctamente el funcionamiento de la VPN, es necesario entender el funcionamiento básico de la conexión a internet, consistiendo este en el intercambio de información que ocurre entre el proveedor de internet y tu computadora o dispositivo de acceso particular.

  • Haciéndolo sencillo, tu computadora o dispositivo con acceso a internet, debe entregar información de identificación al modem (si es que el dispositivo tiene conexión directa) o al Router (en dado caso de que estés conectado a internet vía WiFi), dispositivos que a su vez se enlazan con el servicio de internet para que puedas tener acceso a esta red virtual mundial.
  • Una vez que estés conectado a internet, lo que estarás haciendo en sí es buscar el intercambio de información entre servidores (que son los bancos de información que alojan las páginas web que visitas) y tu propio dispositivo, teniendo como intermediario el modem o conexión a internet ya mencionada para que el proceso se realice de forma ininterrumpida.
  • Normalmente, en un modem o router se conectan varios dispositivos en simultáneo (computadoras, Tablets, Smartphone, consolas y demás), pudiendo comunicarse entre ellos sin necesidad de internet simplemente por estar en la misma conexión. ¡Esto es a lo que se le conoce como red local!
  • Llegados hasta aquí y sabiendo que la conexión a internet no es más que un intercambio de información, se puede decir que la VPN crea una red local, solo que en vez de estar conectados todos esos dispositivos a través de un modem, esta vez los dispositivos estarán conectados entre sí a través de internet.
  • Al ser una red local conectada en internet, las VPNs fomentan el intercambio seguro de información, protegiendo tus datos y haciendo que la información que recibas llegue de forma segura a tu computadora, pasando adecuadamente por todos aquellos filtros de información por los que generalmente pasa tu dispositivo, modem y servicio de conexión a internet. ¡Así es como funciona una VPN!

¿Qué puedes hacer con una VPN?

Entendiendo de forma simple qué es y cómo funciona una VPN, lo siguiente a resaltar es lo que realmente puedes hacer con esta clase de conexión a internet, conociendo para esto que cuando estás conectado mediante una red privada virtual toda tu información pasará a estar debidamente cifrada.

  • Con tu información personal cifrada o encriptada, nadie además de ti podrá saber lo que realmente haces en internet, excluyendo incluso a tu proveedor de servicio de internet los cuales pueden (o no) bajar tu velocidad de acceso para que el internet funcione más lentamente. Teniendo esto en cuenta, lo primero que puedes hacer con una VPN es simplemente acceder a internet de una forma mucho más segura.
  • Gracias al cifrado de información que brinda la VPN, tu computadora o dispositivo particular estará protegido contra hackers, de forma que estos no puedan ver ni acceder a tu información personal, misma que introduces diariamente en las páginas webs a las cuales accedes (prueba de esto podría ser información como contraseñas de cuentas de bancos online o de tus redes sociales). ¡Ahora esta información estará correctamente protegida!
  • Debido a que cuentas con una protección de información de extremo a extremo cuando accedes a internet mediante una VPN, esta clase de red privada también te permite mantener el anonimato dentro del mundo digital. Esto quiere decir que podrás ingresar a internet sin que nadie sepa que tú, realmente, estás dentro de internet. ¡Todo gracias al enmascaramiento de IP que realiza la VPN!
  • En este punto, es prudente recordar que las VPN cifran toda la información, incluyendo también la dirección IP que es, en palabras sencillas, el código que te identifica como cibernauta y el cual siempre debes tener para entrar a una página web y así poder tener acceso a ella. Si tu IP está oculta, tu identidad está a salvo de cualquiera. ¡Así de sencillo!
  • Acceder a internet con una VPN te brinda anonimato total y por consiguiente, es posible que puedas acceder a contenido con bloqueo geográfico, teniendo al alcance de tu mano información que, quizás, no podías ver porque estaba restringida para tu país o región de habitación.
  • Por si lo anterior dicho no fuera suficiente, con las VPNs también es posible bloquear anuncios o ventanas emergentes dentro de internet, haciendo que navegar dentro de esta red virtual sea algo mucho más gratificante y sencillo. ¿Qué más se le puede pedir a estas redes privadas virtuales?

¿Cómo acceder a una VPN?

Las VPN por sí mismas se comercializan como servicios virtuales. Esto significa que, para poder acceder a una VPN y gozar de sus servicios, es necesario contratar un proveedor de VPNs que sea de confianza. Esto es así, claro está, siempre y cuando estemos hablando de una VPN que te permita proteger tus datos en internet independientemente de las páginas webs que decidas visitar.

Es prudente recordar en este punto que con cualquier computadora actual puedes crear una red privada virtual. Sin embargo, dicha VPN creada será utilizada de forma local, de modo que tú puedas compartir información entre todos los dispositivos que se conecten a un modem o a tu propia red privada virtual, ¡cosa que es totalmente ajena al internet!

Una vez que encuentres un proveedor de VPN que te resulte de seguro, simplemente queda solicitar a ese proveedor el acceso a la red para que puedas empezar a disfrutar de todas las ventajas que encierra. Ten en cuenta que hoy día podrás encontrar proveedores de VPNs pagos y gratuitos, siendo aquellos a los que tendrás que pagar los más recomendados para hacer uso. ¡No puedes confiar mucho en lo gratuito!

Tipos de VPN

Aunque al momento de contratar un servicio de VPN la parte técnica que engloba al sistema en sí cobra muy poca importancia, lo cierto es que este aspecto podría llevarte a obtener una excelente calidad y mayor seguridad en este servicio en particular, razón por la cual conviene conocer los diferentes tipos de VPN:

  1. Las VPNs de acceso remoto, siendo este el tipo de VPN más utilizado actualmente y el cual consiste en conectarse a esta red mediante una empresa que ofrezca el servicio de forma remota, siendo el internet el punto de vínculo en común.
  2. Las VPN de punto a punto, las cuales consisten en acceder a un servidor específico que cuente con la conexión VPN (este acceso puede ser mediante internet o no) y una vez accedas, se creará un túnel directo entre ese servidor y tu equipo de acceso para proteger y optimizar el intercambio de información.
  3. Las VPN over LAN, siendo el esquema menos difundido en cuanto a las VPNs se refiere. Generalmente se suelen utilizar dentro de las empresas y la mayor diferencia entre este tipo de VPN y la primera mencionada es que esta emplea una red local LAN para conectar a todos los equipos. En otras palabras, ¡este es un tipo de red virtual más privada que la misma VPN tradicional!

Ventajas y desventajas de las VPN

  • Indudablemente puedes gozar de una conexión a internet mucho más segura y anónima, protegiendo un poco más tus datos personales de ciber-ataques o virus maliciosos que solo roben tu información.
  • Podrás tener acceso a contenido que se encuentra bloqueado para tu localidad, pudiendo poner como ejemplo de esto el hecho de que puedas acceder a todo el catálogo de Netflix que hay en Estados Unidos. ¡Todo sin siquiera estar dentro del país y de forma legal!
  • Tu proveedor de internet no podrá saber qué es lo que haces dentro de esta red de comunicación virtual, teniendo mucha más privacidad para ver todo lo que quieras.
  • Las conexiones a una VPN se pueden activar y desactivar de forma sencilla y fácil, quedando en tus manos cuando quieras, o no, estar conectado mediante VPN.

En cuanto a las desventajas de las VPN se refiere, lo único negativo de esta clase de conexión es que la misma, si es de calidad, tendrás que pagarla, además de que aún con esto no podrías garantizar en un 100% que tu conexión a internet no está siendo monitoreada.

Por esto último comentado es que resulta encarecidamente recomendable que busques un proveedor de VPN de confianza, de forma de que obtengas una navegación segura en internet al mejor precio posible. ¿Te animas ahora sí a probar las VPNs?