Filtros de correo Antispam: Para qué Sirven y Cómo Configurarlos

El Spam es uno de los problemas que más aquejan a los internautas y usuarios frecuentes del correo electrónico. Esto, en vista de que se trata de un tipo de correo o información no solicitada que llega a tu email, trayendo consigo publicidad poco importante que lo único que logra es saturar tu bandeja de entrada.

Por suerte para todos, existen formas de eliminar el Spam de tus cuentas de correo electrónico, encontrando así los filtros de correo Antispam, capaces de limpiar tu bandeja de entrada de tal forma que solo recibas esa información que quieres y necesitas. Vale preguntarse entonces: ¿cómo funcionan los filtros Antispam realmente y de qué forma puedo configurar uno?

Cómo funcionan los filtros Antispam y para qué sirven

Todo el contenido que consideres no deseado dentro de tu correo es tomado como Spam, pudiendo abarcar desde aquella publicidad que no pediste, hasta ofertas y promociones que no te interesan e inclusive, programas e información que con solo abrirla ya instalas un programa malicioso en tu dispositivo.

Filtros de correo Antispam Para qué sirven y cómo configurarlos

Con esto en mente, se puede comprender el funcionamiento de los filtros Antispam más fácilmente, entendiendo así que estos filtros son pequeños programas que, gracias a unos ciertos parámetros preestablecidos, detectan el contenido Spam que llega a tu correo y lo coloca en una sección especial del mismo, listo para ser eliminado en un plazo de tiempo bastante corto.

Los mejores proveedores de correo electrónico del mundo (por no decir todos los proveedores) tienen a su disposición un filtro de Spam que se suele configurar en base a los siguientes parámetros:

  1. Por el dominio propio de la cuenta de correo, siendo este el parámetro que aparece después del “@” de la dirección. Generalmente los correos Spam tienen un dominio nada conocido o sospechoso, siendo reconocido por el proveedor y enviándolo a la papelera inmediatamente.
  2. Por un conjunto de palabras particular que hagan vida dentro del correo. Frases como “dinero fácil”, “crédito” o “medicina” son evaluadas por el proveedor y, dependiendo de su frecuencia en el cuerpo del correo, pueden determinar si se trata de un Spam o no.
  3. Por el remitente del correo, pudiendo ser este una web de muy mala reputación o una persona sospechosa con una dirección de email fuera de lo normal.
  4. Por adjuntar en el correo archivos de gran tamaño o superiores a un determinado número de megabytes.
  5. Si el que envía este correo no está dentro de la libreta de direcciones o porque sencillamente no está clasificado como remitente seguro dentro de tu correo. Esta es la opción más común cuando se trata de Spam así que toma tus previsiones.

De igual manera, los proveedores de correos electrónicos también filtran de forma automática todos aquellos correos que vengan de direcciones que se encuentran en la lista negra de Spam, pudiendo también encontrar navegadores como Outlook o Mozilla Thunderbird que filtran tus correos por el lugar de origen del remitente y por la inclusión de caracteres especiales ajenos a tu alfabeto como bien podría ser el chino o el griego.

Por qué recibes Spam en tu correo electrónico

Como bien debes saber, el correo electrónico es un tipo de cuenta personal, teniendo esta una dirección que tú mismo puedes y debes dar a otros usuarios (de forma personal) para intercambiar información por esta vía. Siendo así, ¿por qué me llega correo no deseado? Simple, ello puede deberse a alguno de los factores que se enlistan a continuación:

  • Es posible que algún delincuente cibernético haya tenido acceso a un servidor, a una base de datos o a la página web de una empresa en donde tengas guardado tu dirección Email, haciendo uso de esta información para enviarte contenido Spam por esta vía.
  • También puede darse el caso de que el proveedor de correo electrónico que tengas venda tu dirección a terceros.
  • Otra opción es que te hayas registrado, erróneamente, en páginas web fraudulentas, mismas que siempre piden tu dirección de correo electrónico para atiborrar al mismo de Spam.
  • Puede darse el caso de que hayas publicado tu dirección de correo electrónico en algún foro o comunidad virtual pública, estando a merced de cualquier persona que quiera usar esta información.
  • Has reenviado un correo a otra persona con una cadena de usuarios, haciendo uso nulo del campo CCO y dejando libre esta dirección de Email.
  • En el peor de los casos, tu dispositivo de conexión a internet está infectado con un malware que recopila y envía tu información personal a otras personas con intensiones maliciosas.

Sea cual fuere el caso, es casi imposible que no tengas Spam dentro de tu bandeja de entrada, siendo necesario entonces disponer de la configuración del filtro antispam para poder solventar esta desagradable molestia.

Cómo configurar el filtro de correo Antispam

La configuración del filtro de correo Antispam varía mucho dependiendo del proveedor de correo electrónico que estás utilizando. En el caso de Gmail (proveedor de correos más utilizado actualmente) la forma de configurarlo es la siguiente:

Paso 1: Primero ingresa en tu cuenta de Gmail y accede a tu bandeja de entrada dentro de la aplicación. Paso 1 para configurar filtros Antispam

Paso 2: Luego, trata de acceder a la página principal de la consola de administración, siguiendo así la siguiente ruta:

    • Aplicaciones.
    • G Suite.
    • Gmail.
    • Configuración avanzada. Paso 2 para configurar filtros Antispam

Paso 3: Dirígete a la sección de Spam y haz clic en la palabra que diga “configurar”. En el presunto caso de que ya lo hayas configurado con anterioridad, presiona donde diga editar o añadir otro. Paso 3 para configurar filtros Antispam

Paso 4: Puedes jugar ahora con las configuraciones del filtro AntiSpam pudiendo marcar la opción de “ser más estricto con el filtrado de spam” para poder configurar más a profundidad los criterios.

Paso 4 para configurar filtros Antispam

En este punto, solo resta configurar en base a las opciones que aparezcan en pantalla, pudiendo despedirte de manera inmediata del Spam y el correo no deseado de tu bandeja. Por supuesto, esto solo aplica para el proveedor de correos de Google, siendo necesario que sigas otra clase de pasos similares para configurar el filtro contra el correo no deseado del email que uses de forma cotidiana.

Sabiendo ahora para qué sirve y cómo configurarlo, ¿te animas a mejorar el filtro de correo Antispam de una vez por todas?

Reply